jueves, diciembre 06, 2012

Crónica de OUDRY y RUIDOBLANCO en FunClub, Sevilla


En La Batuta, lo tenemos que confesar, nos estamos aficionando a esto de cubrir conciertos, festivales y similares. Porque nos encanta la música, eso está claro, pero también nos encanta contar cómo lo vivimos, desde los primeros momentos, desde las pruebas de sonido o desde que empezamos el viaje ya con el espíritu de concierto en modo ON. Lo que pretendemos es compartir con toda persona que quiera leernos, la experiencia que suponen los conciertos y festivales, todo lo que hay antes y después, todo el ambiente que se crea en torno a ellos, lo que percibimos que viven las personas que asisten como público y aquellas que los organizan y los hacen posibles. Es nuestro pequeño homenaje a todas ellas a modo de agradecimiento por los grandes momentos que nos brindan.


Esta vez, el pasado sábado 1 de diciembre, poníamos rumbo a Sevilla pensando, entre otras cosas, que dejábamos el frío polar atrás, pero nada más lejos de la realidad. Mucho frío en Málaga y mucho frío en Sevilla. Tocaba descubrir además una nueva sala, para nosotras que aún no habíamos estado claro: FunClub. Y necesitamos pasar un par de veces por delante para verla, ya que con todo apagado y esa especie de patio delantero que tiene, la fachada queda más atrás que las del resto de la Alameda de Hércules y despista un poco. Pero llegamos, entramos y nos encontramos en plena prueba de sonido de los barceloneses Ruidoblanco. Sonaba de lujo y eso nos hacía desear aún más estar en pleno concierto y disfrutar de sus temas al completo. Pero antes tenían que pasar muchas cosas: prueba de sonido de Oudry, grabación de acústicos con ambos grupos por parte del equipo de SeviJamming (super profesionales, estamos anhelando el resultado), cenas, reencuentros y primeros encuentros,…

Ahora sí, tras la cena de rigor con nuestros chicos de Oudry & family, nos dirigimos a FunClub a la hora estipulada y nos encontramos, con gran alegría, algunas personas esperando ya en la puerta para entrar. Y es que los chicos de Ruidoblanco se están haciendo muy grandes y conocidos entre los andaluces. Se trata de hecho de la tercera vez que visitaban la capital hispalense, cosa que no hubieran imaginado, como ellos mismos reconocían durante el concierto, hace cosa de un año. De hecho, también era la tercera vez para nosotras, la tercera vez que La Batuta acudía a uno de sus conciertos, pues los disfrutamos por primera vez en el Festival Panorámico, y desde entonces quedamos enganchadísimas a su música, a su sonido y sobre todo a sus directos, sinceros y directos, valga la redundancia. Después tuvimos nuestra segunda oportunidad durante el GRANAPOP y en Sevilla nos plantamos encantadas de escucharlos y verlos de nuevo.


Pero antes de Ruidoblanco, pudimos disfrutar también de un nuevo directo de los chicos de Oudry (últimamente os hablamos mucho de ellos, os habéis dado cuenta? Por algo será… J Y hasta ahí puedo leer…), que como quien no quiere la cosa van abriéndose su propio hueco y trazando su propio camino, firme y seguro, en esto de la música. Nos regalaron, a nosotras y otras 50 personas aproximadamente, otra de sus magistrales actuaciones cargadas de clase, melancolía y un ambiente sublime que siempre invita a no dejar de mirarlos mientras tu cuerpo se balancea por sí solo al ritmo de sus melodías. En esta ocasión, Andrés decidió poner el énfasis en la presentación del penúltimo tema que interpretaban: “16N”, del que explicó que fue inspirado por la actual situación política que vivimos en España. De hecho, el propio Andrés,  vocalista y compositor de Oudry, nos cuenta que este tema surgió a raíz del movimiento 15M y de la poca repercusión real que tuvo al final, de ahí que en su tema los gaditanos pidan “un paso más”.

Como es habitual, los gaditanos terminaron su actuación con lo que para nosotras es su obra maestra: “Sincronimia”, y por supuesto agradecieron a sus amigos de Ruidoblanco y a Jaime Marco, de Taliban Music, por darles la oportunidad de compartir el escenario de FunClub esa noche en Sevilla. Llegó el turno del grupo catalán y la sala se siguió llenando hasta alcanzar al menos el centenar de personas. Todas ellas totalmente volcadas con este querido grupo ya por esta zona de la geografía española; especialmente con Cris, a la que le gritaron un “guapa” como una casa, porque es que lo es, además de tener una voz exquisita. Como sabéis, ella es uno de los grandes motivos por los que las chicas de La Batuta tenemos especial devoción por Ruidoblanco, nos encanta ver chicas en los escenarios y son demasiado escasas para nuestro gusto. ¡Te queremos Cris!


Fue un gran concierto, con algunos momentos especiales, de entre los que cabe destacar el recuerdo que tuvieron para el recientemente fallecido (tan sólo unos días antes del concierto, el 25 de noviembre) Juan Carlos Calderón, uno de los mejores arreglistas, compositores y productores españoles, conocido por sus colaboraciones con el festival de Eurovisión y con grandes artistas nacionales y latinos, el cual también colaboró con Ruidoblanco en los arreglos de su tema “Última versión de ti” para la versión grabada con la Orquesta Jesús de Monasterio. Una gozada de versión que debemos agradecer en gran medida al gran Calderón.

También tuvieron su momento de complicidad con el grupo telonero, a los que dedicaron el tema “Ni las intenciones”, detalle que agradecieron los chicos de Oudry, y el momento de complicidad con el público andaluz con su habitual versión de “Como yo te amo” que todos en la sala cantamos a puro grito y a coro. Salva tuvo su momento de disputas con la tecnología (con el pedal de su teclado más concretamente), también sus momentos “ñoños” como él los llama (aunque sólo a veces) y esos momentos de sinceridad y naturalidad absoluta que tanto agradecemos cuando decidió que ni se bajaban del escenario ni hacían el típico “teatrillo” de que se van, la gente grita “otra” y vuelven; un acto protocolario establecido tácitamente en todos los conciertos, del que realmente todo el mundo se acaba cansando por lo poco natural y original a estas alturas del momento. Gracias Salva, eres un tipo grande y seguramente el más sensato del planeta.

Galería de fotos

Fotografía: Silvia Tinoco / Redacción: Esther Montero

Esther Montero

CEO and Founder

Quería que los artistas emergentes con pocos recursos que me gustaban tuvieran oportunidad de promocionarse y fundé La Batuta. También soy periodista, así que me leerás en Crazyminds y Diario Sur.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Nos das tu opinión?