lunes, mayo 20, 2013

Sevilla, ciudad eólica por Davile Matellán


Este año el presupuesto no nos ha permitido seguir a Davile Matellán en su tour andaluz. Y como además entre las fechas de esta segunda parte de Eólica Tour no estaba Málaga, al menos teníamos que subirnos al dirigible en Sevilla o Granada. Así que el jueves nos plantamos en Sevilla en un viaje express y aunque llegamos tarde a la quedada –cosas de RENFE–, disfrutamos un montón la noche. Y, lo que es más importante, vimos disfrutar a Davile.

El camino de la música es muy duro y siempre hay mañanas en las que uno se levanta y se replantea muchas cosas. Poder bajarte del escenario diciendo "Hoy he disfrutado mucho" es un gustazo. Y eso fue lo que pasó el jueves incluso antes de subir al escenario porque había ganas de darlo todo desde el principio. Buenas vibraciones que se dice.

Abrió la noche Adriana Moragues. Gran voz la de esta chica sevillana que, aunque reconoce no tener muchas canciones alegres en su repertorio, su gracia y su forma de contar las historias que hay detrás de esas canciones hicieron reír a la sala en más de una ocasión. Un momento después nos estábamos emocionando con sus letras. Tras Volverás, Adriana cedió el micrófono y Davile Matellán subió al escenario con Lion's dance y encantado de volver a La Estación.


Pero si hay que destacar algo es el dúo que ambos artistas montaron para cantar Los Dirigibles. Además de las bromas sobre si lo que bebía Adriana era agua con hielo o no, los silencios que se producen mientras afinas o el calor que siempre parece hacer en el escenario. También cayó tema nuevo de Davile, La Sombra, con el que intentó animar a cantar al público a base de "aes". Se resistían. Le fue mejor con Enérgica, tema final para el que decidió bajar del escenario y plantarse con una silla entre la gente. Y ahora sí, ¡todos a cantar!

"He encontrado una región esférica..." Alguno se encontró también con los broches con forma de molinillo de Infinitas Creaciones que está llevando Matellán a sus conciertos y no se creía que fueran un regalo. Nosotras los repartimos repitiendo "Es un detalle para agradecer que hayáis venido que Davile quiere que os llevéis a casa". Y una vez eolizada toda la sala, incluso los más escépticos, nos fuimos a tomar algo al 84.

¿Resumen de sensaciones? Fue un buen concierto, de público respetuoso y agradecido. El tema nuevo suena tan bien que ya tenemos ganas de escuchar el resto. Davile sigue ganándose a la gente con la sencillez y la sinceridad. Es un placer ver al jefe en su salsa en vivo y en directo y ayudar en persona, más allá de la pantalla que nos separa habitualmente.Y con la mejor sensación de todas, con la que dan las cosas bien hechas, nos fuimos a dormir ya de madrugada. Ninguno tenía muy claro dónde estaba exactamente su hostal a esas horas –ni Davile ni nosotras– pero todos llegamos a nuestro destino, cansados pero con una sonrisa.

Eólica Tour está ya en su recta final. Como ya sabéis, Davile quiere empezar con Musicauciados en el mes de junio, así que aprovechad los últimos vuelos. El 24 de mayo aterriza en L'Astrolabi (Barcelona), después en Granapop Madrid y en julio emprenderá una mini gira gallega acompañado por Xabi Piñeiro. ¡Que no se lo pierda nadie!

Silvia Tinoco

CEO and Founder

Quería que los artistas emergentes con pocos recursos que me gustaban tuvieran oportunidad de promocionarse y fundé La Batuta. También soy periodista, así que me leerás en Crazyminds y Diario Sur.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Nos das tu opinión?