domingo, septiembre 15, 2013

La fiesta de fin de curso de Davile Matellán


Toda una aventura... Salir de casa a las 12 de la mañana y seis horas de bus y tres transbordos de metro después (¡prueba superada!), llegamos a la parada de Noviciado y, de ahí, dirección Café La Palma. Está a punto de empezar la prueba de sonido. Los chicos de Veintiuno son los primeros en llegar, seguidos de Vega y Mäbu y después Vikxie. "¿Pero cuántos venís a cantar hoy?", preguntaban en el café. Es que es una fiesta de fin de curso, como le gusta decir a Davile. "¿Es un fin de gira o algo?". Premio. Tras probar Davile con la banda, empezaron a subir los invitados a la voz de "Siguiente". Parecía un karaoke. Emoción y nervios en el aire.


A las 21.30 ya estaba todo preparado. Molinillos colocados, magdalenas preparadas, banda afinada y Davile hablando por teléfono en directo con el programa de radio sevillano Decibelios AM. Tiempo para una copa y unos minutos de relax antes de la apertura de puertas a las 22.00. Ya había gente esperando cuando salimos y eso siempre es buena señal. Amigos, fans, que entre puntuales e impacientes aguardaban, entrada en mano, para poder conseguir un sitio en las primeras filas. Pasados unos minutos de la hora, arrancaba el fin de Eólica Tour con Davile sobre el escenario enfrentándose en solitario al público.

"Veo una pluma, veo un sombrero". Dos leones sobre el escenario, Davile y Vikxie, entonando el Lion's dance con un aire muy festivo. Bromeaba Davile diciendo que había traído a Vikxie para levantar a las masas y lo consiguieron. La linea recta fue directa a nuestros corazones con Diego de Veintiuno al piano, acompañando a un Matellán en su formato más íntimo, sentado en el escenario. Nos animamos con Un atlas y el inconfundible ukelele de Cárdenas. Con Mäbu se nos saltaron las lágrimas como el día que se estrenó el tema. La voz de María parece hecha para Los Dirigibles, tan dulce.

Ya con Vega llegó la "tragedia griega" perfecta y emotiva, por las palabras que pronunció la cantante antes de empezar. Abrió el concierto un anuncio por megafonía en el que se agradecía al público el seguir asistiendo a las salas, cines y teatros para apoyar la cultura a pesar de que el sector se está ahogando con el 21% de IVA. Vega volvió a recordar este momento, pero además sumó a su agradecimiento a las familias y amigos de los músicos: "Quiero dar las gracias especialmente, a parte del público que está aquí, a la familia y a los amigos que, a pesar de pensar que estamos locos por querer dedicarnos a esto, siguen viniendo creyendo que podemos sobrevivir de esto".


Hubo bises, sin el paripé de abandonar el escenario, y también temas nuevos que formarán parte de esa nueva etapa que ya anunciamos, Nexo Uno. Nubes sintéticas, La sombra, Espidifen 600, Sel_a, que se ganó el nombre por sugerencia del público... ¿Y lo bien que le queda a Davile el efecto megáfono? Pero el final, apoteósico aunque no queríamos que llegase, lo marcó Enérgica con los sentidos coros del público.

Fue una noche increíble y muy emocionante poderla vivir por fin porque la distancia siempre nos impide asistir a estas cosas y tenemos que conformarnos con los vídeos y retransmisiones a través de Internet. Este fin de gira vivido en directo, inmersas en cada detalle, nos hizo sentir como mamás orgullosas que ven crecer a su niño. Hace ya casi dos años que empezamos a apoyar a Davile en todo este proyecto. Al principio no teníamos ni la música, La Batuta sólo llevaba unos meses funcionando y él confió en nosotras. Han sido las 12 horas de autobús mejor soportadas de la historia porque todo lo que hemos vivido ha merecido la pena, a pesar de que nos pusieron dos veces la película de John Carter en el bus... ¡Mil gracias a todos por tratarnos también! Y un millón de gracias, artista.



Nuestros pequeños grandes momentos:
- Madrileños, nuestro corazón turista agradece que tengáis un metro tan bien señalizado.
- Que María de Mäbu nos saludara encantada con abrazo y todo. Esta chica es amor.
- Que Magictostadora se pasara por el concierto y la de gente maravillosa que por fin desvirtualizamos.
- Acabar la noche sentados en el café comiendo ruedas de patata hasta que cerró el local con gente tan riquiña como el señor Xabi Piñeiro.
- La gran cena postconcierto con salmorejo, flamenquines y pizza. Nada sienta mejor a las 3 de la madrugada.
- El "Si no llegamos a la estación a tiempo, os quedáis un día más" y la despedida en el andén con un "¡Seguiremos trabajando en la distancia!"
- Nuestras seis horas de autobús para llegar a Madrid hicieron que nos perdiéramos el paso de Davile por el Noise Off, pero aquí está.


Gracias también a todos los compañeros de prensa que confirmaron su asistencia. Aquí algunas de sus crónicas:
- El ukelele: Davile Matellán se despide de Eólica Tú
- J.Musind: Davile Matellán (crónica)
- En 1ª Fila: Davile Matellán despide su Eólica Tour


Redacción y fotografías: Silvia Tinoco para La Batuta Comunicación.
Vídeos gracias a El Erizo Albino y Montse Manzanedo.

Silvia Tinoco

CEO and Founder

Quería que los artistas emergentes con pocos recursos que me gustaban tuvieran oportunidad de promocionarse y fundé La Batuta. También soy periodista, así que me leerás en Crazyminds y Diario Sur.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Nos das tu opinión?