miércoles, julio 30, 2014

[Documental] "Artifact" o cuando la industria musical jode al artista

30 Seconds to Mars

Esta semana ha llegado a la televisión, a Canal Plus, el documental Artifact (2012) y ha sido verlo y entrarnos ganas de comentarlo. ¡Tenéis que verlo! Artifact está dirigido por Jared Leto y recoge la grabación This is war, disco de su banda 30 Seconds to Mars. Pero no es un diario de grabación corriente porque, cuando estaban a punto de empezar las sesiones, recibieron una demanda de 30 millones de dólares por parte de su discográfica que les acusaba de incumplimiento de contrato.

Así que, a la vez que les vemos dar forma al disco, los podemos ver también inmersos en su batalla legal con Virgin/EMI. Todo salpicado de interesantes declaraciones del líder de Linking Park, el vocalista de OK GO, la cantante Amanda Palmer, Daniel Ek de Spotify, periodistas, ex trabajadores de la discográfica... Una visión a la que no suele tener acceso el gran público.


Jared Leto:
Creo que Artifact debería verse en todas las escuelas de música

Grabado entre 2008 y 2009, nos muestra una época convulsa para EMI: cuando llegó Guy Hands para rescatar la empresa, se despidió a muchos trabajadores, varios artistas andaban resolviendo sus problemas con la compañía (Smashing Pumpkins, Coldplay...) y, al final, Citigroup la compró y se la vendió a la competencia. De hecho, hay un titular que se resalta en el documental y es "EMI encuentra una nueva forma de obtener beneficios: demandar a sus artistas". 30 Seconds to Mars estaban disfrutando de un éxito que jamás pensaron, un éxito que les permitió salir de gira mundial y EMI pareció ver la oportunidad...




¿CÓMO REACCIONA LA BANDA ANTE LA DEMANDA?

Artifact

30 Seconds to Mars tienen en ese momento un contrato por 9 años y como la ley de Los Ángeles establece que sólo se puede firmar por 7, la banda demanda de vuelta a EMI, pero les dicen que eso es irrelevante porque ellos están sujetos a grabar determinado número de discos y no han cumplido. Las negociaciones habían sido amistosas hasta que EMI cambió de manos, puso fin a esas negociaciones y los demandó. Aún así, la banda decide empezar a grabar el disco con sus propios medios mientras intentan negociar con la discográfica.

Todo el proceso dura dos años, dos años en los que vemos a Leto y sus compañeros sufrir por no saber si el disco saldrá adelante, hablando constantemente con abogado y manager para llegar a un acuerdo, plantearse la idea de seguir sin discográfica y también de dejarlo todo... EMI llegó a exigir a la banda que no se hiciera el documental si querían renegociar su contrato y, si decidían seguir adelante, no podían usar su propia música en él: "La música es suya, no tuya", le dicen a Leto por teléfono.

Muchos sabemos que el negocio de la música tiene sus partes turbias, muchas, y una de ellas la encontramos muchas veces en las discográficas. Es un documental muy revelador si quieres conocer la difícil relación artista/discográfica. Y es que en Artifact se explica muy bien el proceso por el que una discográfica se acaba quedando con prácticamente todos los beneficios del artista y además se las ingenia para que éste les acabe debiendo dinero.

Bob Lefsetz:
"Ese es el modelo de negocio: joder al artista"



¿QUÉ PASÓ CON EL DISCO?

30 Seconds to Mars fans

Evidentemente, el tema de la demanda tiene su reflejo en el álbum y lo tiene desde su mismo nombre: This is war, un disco combativo y con letras cargadas de significado que, a pesar de todo lo sufrido para sacarlo adelante, se convirtió después en uno de sus grandes trabajos y también en un ejemplo de marketing. Y esto nos interesa mucho a nosotras, claro.

30 Seconds to Mars siempre se mostraron cercanos y transparentes con sus seguidores, así que, en esta ocasión, Leto publicó una carta explicando su situación con EMI. Esto hizo que los fans se pusieran obviamente de su parte, les apoyaran más que nunca, y eso se tradujo después en acciones que ayudaron a la promoción del disco:

- Invitaron a los fans a hacer coros en el álbum (Vox populi)

- Los fans podían enviar sus fotos para ser ellos mismos protagonistas de la portada del disco

- La tribu de fans que los sigue desde sus comienzos, los Echelons, se encargó de realizar todo tipo de actividades, llamadas "misiones", para que el disco se viera: compartirlo con gente que no conocía a la banda, colocar el disco en lugares visibles en las tiendas de discos, pedir el single en la radio, votar sus vídeos en Youtube, cambiar su avatar en las redes sociales por la imagen de una de las canciones, dibujar el símbolo de la banda en paredes, aceras...

Así fue como This is war acabó vendiendo cerca de 2 millones de copias (superando al disco anterior) y agotaron entradas en todas las fechas de su gira mundial.

"Si tienes a 5 millones de personas esperando para descargarse tu disco, esos 5 millones de personas tienen más valor que el dinero".

Nada como crear un fuerte vínculo con los fans y seguir adelante por ellos que son, en definitiva, quienes disfrutan de tu música, ¿no? Ya lo dice el Artifact: "el ser humano tiene dos necesidades: el sexo y la música".





^^^^^

¿Te apuntas?
Si te ha gustado el tema y te gustaría recibir más consejos y tutoriales, apúntate gratis a nuestra newsletter y cada mes recibirás un video para ayudarte a impulsar tu carrera.

¿Que quieres que te ayudemos a poner todo esto en práctica? Escríbenos, podríamos trabajar juntos :)


* indicates required



Silvia Tinoco

CEO and Founder

Quería que los artistas emergentes con pocos recursos que me gustaban tuvieran oportunidad de promocionarse y fundé La Batuta. También soy periodista, así que me leerás en Crazyminds y Diario Sur.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Nos das tu opinión?