lunes, junio 08, 2015

[Un disco audiovisual] 7 formas de hacer un videoclip diferente


disco conceptual

En los 60-70, cuando lo que triunfaba era el LP, empezaron a ponerse de moda los discos conceptuales, que no podías entender si no los veías como un todo y los escuchabas de principio a fin. Aquí el disco de The Beatles que veis arriba fue el que marcó el camino. Pero ahora, eso de escucharse un disco de la primera a la última canción ya casi no se da.

Por eso lo que se lleva es el EP: el artista coge sus 4 ó 5 canciones potentes y las convierte en su carta de presentación. Claro que ya quizás se está devaluando un poco este formato porque todos los artistas lo usan hoy en día y sacan un EP y otro y otro... y quizás ni llegan al LP. Así que, con todos los EP que hay pululando por la red, ¿cómo conseguir que alguien se pare a escuchar el tuyo? Dándole una dimensión diferente. Hay que destacar sobre los demás, es nuestro mantra: ¡diferénciate!

¿Por qué no hacer un disco visual? Ejemplos de esto en el pop tenemos uno muy bueno en Beyoncé: disco de 14 canciones y 17 vídeos. Ya hemos comentado el poder de Youtube y lo que supone tener nuestra música disponible en el gigante de los vídeos. Además, una encuesta reciente entre los lectores de nuestros compañeros de Industria Musical elige Youtube como plataforma para consumir música junto a Spotify. Y seguro que ya tienes tu EP subido a Youtube, canción a canción, con la portada del disco como foto fija. Qué rollo, ¿no? En un espacio donde el videoclip es el rey, ¡tenemos que aprovecharlo!


UN VIDEOCLIP PARA CADA CANCIÓN = UN DISCO VISUAL


¿Y cómo hacer un disco visual, video a video, sin que se convierta en una tarea titánica sólo apta para bolsillos con un buen presupuesto? Aquí van 7 ideas utilizando un caso práctico: el de Místicos de Cafetería y su disco En el piso 19. Buscando al unicornio de Arnold Laine. La banda nunca aparece en pantalla y, sin embargo, han conseguido plasmar su disco en nueve videoclips diferentes con un contenido siempre inesperado.


1. Recurre a artistas de otras disciplinas
En la vida llegamos más lejos si nos ayudamos unos a otros y esto también es aplicable a la música. Si hay un artista que maneja una disciplina distinta a la tuya o entiende el uso y aplicación de la tecnología de una forma que tú no, puede estar bien colaborar con él y llevarlo a tu terreno. Un ejemplo claro: Místicos de Cafetería entienden de música, pero querían darle a su canción Dime quién soy un aspecto diferente y pensaron en Joe Zazulak, un artista del mundo virtual Second Life:




2. Cuenta con la colaboración de un DJ
En la linea del punto anterior, la colaboración, ¿por qué no trabajar con un DJ? Un remix es una forma de darle una nueva visión a uno de tus temas, de sacar material especial que siempre gustará a tus seguidores, y también de aprovechar para promocionarlo: tú moverás el video en tus redes y el DJ lo moverá por las suyas, con lo que puedes ampliar tu público. En este caso, Místicos de Cafetería se pusieron en manos de David Van Bylen y acabaron lanzando hasta una versión para karaoke:




3. Atrévete con una versión
Hablando de versiones, ya tenemos otro punto para hacer un videoclip. Las versiones también suelen tener buena aceptación entre el público, siempre curioso por ver a su grupo favorito en otros registros. Además, en Youtube se extienden como la pólvora. Y si la tuya gusta al grupo al que homenajeas, abres un nuevo canal de difusión. Místicos de Cafetería se han ido a un clásico del grupo América. El tema original es A horse with no name que ellos han convertido en Un caballo sin nombre y lo han ilustrado con imágenes del festival Burning Man, celebrado en el desierto de Nevada (EE.UU)




4. El cine es una gran fuente de inspiración
¿Cuánto material puede haber en el cine que encaje con lo que quiere decir tu canción? Asociar tu música con el cine ayuda a ampliar el público de tu videoclip. Cuando compartimos el video de Sólo porque lo sientes, una cuenta en Twitter dedicada a Bill Murray nos hizo retuit porque aparecen unos planos del actor. ¿Que te va más el cine clásico? Místicos de Cafetería recurrieron a la película White Zombies para ilustrar la intro del disco: se trata de un filme de los años 30, el primero donde aparecían zombies en la gran pantalla. Ahí tienes un dato curioso al que asociar tu videoclip para darle promoción.





5. También lo son los cómics y la animación japonesa
Otra fuente de inspiración son los cómics, que tienen un público bastante fiel. Si más allá de los superhéroes, siempre de moda, conoces el mundo del cómic clásico y sus grandes autores, una historia de Daniel Clowes (hizo los dibujos animados del I don't wanna grow up de The Ramones) sirvió para dar vida al video de Barbara Allen. Hablando de fidelidad fan, no podemos dejar atrás la animación japonesa: El tema Desenfocado utiliza imágenes de la película Paprika, detective de los sueños (2006) y el día de su estreno hubo varios contactos que se animaron a compartir el video, que quizás no habría llegado a ellos de otra manera.





6. La cultura pop puede dar mucho juego
Las referencias a otras épocas o artistas pueden ayudar a mover tu video por sus fans. Místicos de Cafetería hacen una referencia clara a Pink Floyd ya desde el título del disco, que además da nombre a uno de los temas: Buscando al unicornio de Arnold Laine. Arnold Layne fue el primer sencillo de Pink Floyd en los años 60, aunque ha sido la versión de David Bowie junto a David Gilmour la que la banda catalana ha tomado como referencia. El resultado seguro que despierta la curiosidad de los seguidores de Pink Floyd, ¿no?




7. El morbo mueve a las masas
Hoy en día tenemos las portadas de los discos llenas de culos, desnudos parciales más o menos artísticos y a Miley Cyrus lamiendo un martillo. Es apelar a nuestros instintos más básicos, por eso el sexo y el morbo venden. Y se pueden vender con clase, que es lo que se llama erotismo. Mantis religiosa es un videoclip que muestra algunas escenas eróticas en cámara súperlenta gracias al artista Orlik Richard. Una vez visto, a algunos puede parecerles que no es gran cosa, pero ha sido uno de los vídeos en los que más se ha pinchado. Por curiosidad, por morbo, porque somos cotillas... Por lo que sea, pero funciona.




¿Se te ocurren más ideas para hacer un videoclip diferente? Fotogramas de cine, películas de animación, el mundo de los cómics, el virtual, el slow-motion, los festivales... Referencias a las que acudir no te faltan. Ahora sólo queda ponerse manos a la obra para darles a tus seguidores un disco que además de escuchar puedan ver.

Por cierto, Místicos de Cafetería ya tienen casi listo su regreso... Stay tuned! ;)



^^^^^

¿Te apuntas?
Si te ha gustado el tema y te gustaría recibir más consejos y tutoriales, apúntate gratis a nuestra newsletter y cada mes recibirás un video para ayudarte a impulsar tu carrera.

¿Que quieres que te ayudemos a poner todo esto en práctica? Escríbenos, podríamos trabajar juntos :)



 
 



Silvia Tinoco

CEO and Founder

Quería que los artistas emergentes con pocos recursos que me gustaban tuvieran oportunidad de promocionarse y fundé La Batuta. También soy periodista, así que me leerás en Crazyminds y Diario Sur.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Nos das tu opinión?