martes, octubre 15, 2013

Invierno en la playa con I am dive, Oudry y Mohevian

Cuando el fin de semana empieza en jueves. Eso pasó la semana pasada: nos fuimos a Velvet Club (Málaga) a ver a I Am Dive y acabamos el fin de semana en Cádiz con Oudry y Mohevian, montando a caballo, comiendo pescaíto y hablando de festivales. Y es que cuando todo el mundo se pasa el verano de festival en festival, nosotras trabajamos, y cuando el resto del mundo vuelve a la rutina, nosotras empezamos a hacer planes.


Para dar la bienvenida al otoño –aunque por aquí todavía pasemos un poquito de calor– nada mejor que los paisajes invernales de I Am Dive. Con dos EP y un LP en su haber, el dúo formado por Esteban y Jose ha dado forma a un repertorio envolvente, de los que te transportan a otro lugar, relajante pero intenso a la vez. Además llevaban mucho tiempo queriendo pasar por Málaga y gracias a la colaboración de Mizake Mag, ha sido el punto de partida de su nueva gira. Sala llena y I Am Dive hipnotizando al público gracias a su voz (qué buena...) y sus "cacharritos".

Después llegó el momento de ejercer de "tendero", como decía Esteban, abrir la maletita del merchandising y entrar en contacto con el público. En su última visita a Málaga el dúo ya nos regaló sus dos EP para nuestra causa solidaria. En esta ocasión nos regalaron un póster de la gira, pero este se queda en las paredes de la ofi ^^. Recoger después es menos glamouroso, pero también es parte del rock'n'roll –expresión típica ésta–, porque al día siguiente los esperaban en Toledo.

Nosotras el sábado no nos fuimos tan lejos. Pusimos rumbo a Cádiz para el concierto de Oudry y Mohevian en la sala Supersonic. Nadie sabía que íbamos salvo los grupos, claro, y fue genial ver las caras de sorpresa de los amigos del Padang Rock Fest o de El templete de Mina. Claro que antes de llegar a la sala nos dio tiempo a pasar por Benalup para quemarnos la lengua tomando café, a casi darle un golpe al coche porque alguien había dejado el suyo donde no debía y a encontrar nuestro alojamiento, importante.

A eso de las 12 de la noche, tras una cena con Caperucita de por medio, sello en la muñeca y para dentro. Cambio de tornas: esta vez serían Mohevian los primeros y la noche la cerrarían Oudry. Normalmente es al contrario porque se dice de Oudry que son "los tranquilitos", aunque les queda poquito de eso según comprobamos. Con Carlos al frente, Mohevian empezaba a desgranar Armas silenciosas para guerras tranquilas. Mucha guitarra, batería potente, arreglos de teclado bien puestos, finales instrumentales, pedaleras como naves espaciales y buen humor. "No esperábamos un concierto íntimo, pero si se ha dao así...". Lo bordaron y los noruegos que empezaron a llegar se dieron cuenta.


Turno para Oudry, presentando en directo las canciones de su próximo EP, Todos los patrones polares. Hace un año los descubrimos en formato trío y ahora el cambio a banda sorprende por la nueva dimensión de las canciones, con más instrumentación, más vestidas. El último concierto de la banda antes de aterrizar este año en el Monkey Week (sábado, 2 de noviembre, en El Niño Perdido, Puerto de Santa María, Cádiz) nos dejó tarareando Vertical, Mi cuadrícula y emocionándonos con su versión de Diecinueve de Maga. Estamos deseando que salga el disco, ¿se nota?

Al día siguiente volvimos a casa con el disco de Mohevian en bucle que tiene cinco temas redondos y una dedicatoria preciosa dentro:



Un fin de semana completo, apostando por la música en directo, apoyando a amigos y pasándolo estupendamente porque lo acabamos en las payas de Cádiz, paseando a caballo. Nos duele todo, pero hemos empezado la semana con ganas.

Crónica y fotografías: Silvia Tinoco

Silvia Tinoco

CEO and Founder

Quería que los artistas emergentes con pocos recursos que me gustaban tuvieran oportunidad de promocionarse y fundé La Batuta. También soy periodista, así que me leerás en Crazyminds y Diario Sur.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Nos das tu opinión?